domingo, 7 de septiembre de 2008

My Affliction

    La luz de un tímido y madrugador sol se cuela por los agujeros de una entreabierta ventana. El apartamento está inundado por el aroma de una vela que se ha apagado justo para entregarle el relevo al astro rey. El silencio sepulcral que inunda la estancia se ve roto por el estruendo de un despertador que anuncia que ya son las 8 de la mañana.
Se levanta no sin dificultad, la resaca de la noche anterior golpea incesantemente desde el interior de su cabeza. Piensa que es el castigo, aunque quizá no el más justo, a sus pecados.

    - Debo dejar de hacer esto- se dice- algún día meteré la pata, o hablaré más de la cuenta, y acabaré en la silla eléctrica.

    Enciende el televisor y comprueba la consecuencia lógica de sus actos: el país está sumido en el pánico y el caos. Y es que habiéndose cargado al futuro presidente no es para menos. Además, siempre se cumple la misma historia. Cada vez que aprieta su gatillo sabe que mueren dos personas, su víctima y el cabeza de turco al que le cargan el muerto, nunca mejor dicho. Cuando ve su cara en el televisor sabe que la sensación de culpa que le invade no es por aquél sino por quien horas antes estuvo en su punto de mira.

    - Lo siento amigo, tu te lo mereces tanto como yo- Dice mirando fijamente a los ojos que aparecen en su pantalla, como si al otro lado de ésta pudiesen escucharle.

    Cuando “aceptó” éste trabajo él puso una condición. Aunque nunca le dijeron nada, él supo que si hacía bien su trabajo su cabeza siempre estaría a salvo y que serían otros los que cargarían con el peso de sus pecados.

    - ¡Quiero!... –dijo- que “ellos” lo merezcan tanto como yo.

    Sabe sin embargo, que fueron inocentes los que pagaron al principio; nadie se juega el cuello por una escoria como él. Pero cuando, trabajo tras trabajo, demuestras eres la escoria más profesional que jamás han conocido, empiezan a concederte algunos favores.

    Y allí en su televisor está él: un atraco al banco estatal con tiroteo donde muere un policía, unas 10 violaciones, 2 de ellas con asesinato post-coital, y un sin fin de participaciones en actos vandálicos, peleas callejeras, tráfico de drogas y demás menesteres de similar índole. Y claro, de todo esto la justicia sabe la mitad. No, desde luego ésta vez no es el cabeza de turco quien le da lástima.


    Sus divagaciones se ven, de repente, interrumpidas por el sonido de su móvil. Cuándo abre el mensaje le invade una ingrata sorpresa: tan sólo una fecha, un lugar y una descripción. Nunca le mandan más de un trabajo al mes, y éste era su segundo encargo en menos de una semana.

    - Esto me huele mal -piensa- algo muy gordo debe de estar pasando...


En capítulos anteriores...

6 oyentes en el micrófono abierto:

fire 7 de septiembre de 2008, 22:34  

guau...
que mal rollo......¡¡¡¡
ya veremos que pasa...
solo sé queel tema que has puesto me ha dejado atontá..
muaskkkkk
:-)

Yahuan 8 de septiembre de 2008, 10:04  

Anda que dejarnos con toda la intriga...

Parece muy bueno.

Ezne,  9 de septiembre de 2008, 11:13  

Me he quedado intrigada... Si supongo que de eso se trataba ;) esperaremos la siguiente entrega :D

Un beso!

Schwan 9 de septiembre de 2008, 16:02  

Jo, vaya historia más truculenta... en la mejor línea de las novelas de serie negra policíaca, desde luego.

Zafferano 9 de septiembre de 2008, 21:04  

Está claro que el estruendo del despertador le afecta. Pobre...
Pendiente de la próxima entrega!

Un beso enorme!

Patito_feo 10 de septiembre de 2008, 22:37  

Muy buena. Me gusta. Sobre todo lo de imaginarme a cierto presidente... esto... :P

Espero la próxima entrega.

Publicar un comentario

Por favor, identifícate. Si no estás registrado en ninguno de los soportes indicados, existe una opción para introducir tu nombre y/o url.

Borraré todos los comentarios firmados como "anónimo"

Quedan totalmente prohibidos los comentarios spam o que contengan publicidad. Dichos comentarios serán borrados sin dilación.

  ©Diseño realizado por erMoya a partir de la plantilla "Songs" creada por Dicas Blogger.