viernes, 12 de septiembre de 2008

Mudar la piel

Tiritas para un alma ajada.



Eso necesito, mudar la piel, cambiar el ciclo. Acabar y volver a empezar. Resetearme...

He perdido una batalla, ésta vez el mundo me ha ganado, pero no pienso perder la guerra. Ahora es hora de recular, refugiarse, para poder preparar el nuevo ataque. Pero siempre vigilando la retaguardia, pues hay quienes no entienden el sufrimiento ajeno, hay quienes, cegados por unos intereses o propósitos superiores, no ven que lo básico está roto y desmoronado, no ven lo que se ha perdido y mucho menos defienden que reagruparse sea la forma apropiada de recuperarlo.

Decía Harry Callahan que "el hombre debe conocer sus límites". Yo ahora conozco los míos.

Y no. No intento con ésto justificar una decisión desacertada por mi parte. Sólo intento calibrar las cosas por su auténtico valor, recordando siempre que para ganar, a veces, hay que perder.

6 oyentes en el micrófono abierto:

Etiam 12 de septiembre de 2008, 16:24  

Amén a lo que has dicho, sobre todo que a veces para ganar la guerra hay que perder una batalla.
Un besico

Osica 12 de septiembre de 2008, 18:11  

Si es que es eso, a estas alturas no hay ganas de último tirón ni gilipolleces similares, hay ganas de empezar de nuevo e intentar enmendar los errores que hemos tenido este año...

En fin, que podemos, claro que sí :) Tenemos una nueva oportunidad a partir del 29 y la vamos a aprovechar eh!

Un besito, espero que lo pasaras bien anoche, yo me tuve que quedar bajo arresto ¬¬

Patito_feo 13 de septiembre de 2008, 19:33  

Siempre es una virtud agrandarse ante los reveses de la vida. No se puede dejar que los problemas sean más grandes que uno mismo.

Espero que el 29 todos comencemos a enmendar errores del pasado. Tú y yo estamos en un momento en el que o sacamos ganas o nos quedamos en nada. Así que ánimo. Te deseo lo mejor, porque te lo mereces siempre.

¡Un beso!

Nanny Ogg 14 de septiembre de 2008, 21:24  

A veces es necesario retirarse un poquito, no abandonar pero sí volver a la guarida a reponerse y coger fuerzas; a veces es necesario dar pasos atrás pero sólo para poder coger impulso hacia delante.

Besos

Ardaleth 15 de septiembre de 2008, 12:46  

Sólo queda desearte suerte!

Y como decían los Héroes... días de borrasca, víspera de resplandores. ¡Ánimo!

Arjen Blond 17 de septiembre de 2008, 18:44  

Iba a hacer una apología del apocalipsis (toma ya, dos Apos, con dos cojones) pero me voy a limitar a decir que si el bolo estuvo bien, a tomar por culo. Lo hecho, hecho está estimado amigo

Publicar un comentario

Por favor, identifícate. Si no estás registrado en ninguno de los soportes indicados, existe una opción para introducir tu nombre y/o url.

Borraré todos los comentarios firmados como "anónimo"

Quedan totalmente prohibidos los comentarios spam o que contengan publicidad. Dichos comentarios serán borrados sin dilación.

  ©Diseño realizado por erMoya a partir de la plantilla "Songs" creada por Dicas Blogger.