jueves, 19 de marzo de 2009

Dream Of Mirrors

Se despertó algo confuso aquélla mañana. No sabía que día de la semana era, y mucho menos qué día del mes. No reconocía el sitio donde se encontraba que, a juzgar por el mobiliario, parecía algún tipo de clínica o residencia sanitaria. Al principio se preocupó, pero tras examinarse levemente comprobó que nada le dolía y que tampoco presentaba ningún síntoma externo de ninguna enfermedad que él conociera, lo que le tranquilizó un poco.

Tampoco fue capaz de reconocer al grupo de personas que fueron a visitarle a media mañana. Parecían conocerle, es más, eso afirmaban, pero él era incapaz de acordarse de quienes eran, de hecho, ni siquiera recordaba haber visto con anterioridad sus caras. Para colmo, en sus rostros había una marcada tristeza que le preocupó, razón por la que, a su partida, decidió llamar a la enfermera, o quien fuese, mediante el timbre que, junto a su cama, parecía dedicado a tal efecto.

Ésta apareció rápido, sin embargo, con simpatía y buenas palabras, consiguió desviar el tema de todas las preguntas que él hacía con la intención de descubrir su dolencia y la razón por la que se encontraba allí. Además consiguió convencerlo para que se quedase recostado en la cama y no se levantase.

Y allí postrado se vio renegado a investigar todo lo que estaba al alcance de su mano. Lo primero que decidió examinar fue el cajón de la mesita junto a la cama. El cajón se encontraba prácticamente vacío, lo cuál no le sorprendió, salvo por un sobre que no dudó en coger. En su interior una foto y una carta manuscrita. Tras observar, en primer lugar, la fotografía pudo reconocer en ésta alguna de las caras que le habían visitado esa mañana. Luego se dispuso a leer la carta:

Estimado Don José Gutiérrez, porque ese es su nombre aunque ahora puede que lo esté dudando,

Le escribo para contarle una historia. Una historia sobre un hombre bueno, trabajador, buen esposo y mejor padre. Una persona cuyo mayor temor fue siempre el paso del tiempo, hasta que un día el destino le reveló su gran “regalo” gracias al cuál el tiempo dejaría de tener cualquier atisbo de significado.
Desde aquél día, ese buen hombre, realiza a diario las mismas actividades y las mismas acciones con esa ilusión e interés de aquél que las hace por primera vez. Dicho así puede parecer bonito, pero esta historia no lo es. Ese buen hombre recibe dos veces por semana la visita de unos peculiares desconocidos que le alegran el día con sus historias y sus bromas, a pesar de la extraña tristeza que reflejan sus miradas. Este personaje se hace cada día las mismas preguntas sin respuesta, ¿dónde estoy? ¿por qué?, y este personaje lee a diario la misma carta sin recordar que ya la ha leído previamente…

¿Le suena ésta historia Don José? Es su historia. Verá, le voy a responder a esas preguntas que parece que nadie en ésta clínica quiere responderle. Una mañana de hace, no recuerdo exactamente pero diría que, 3 años usted se levantó en una casa para usted desconocida. Junto a usted, en la cama, estaba la más hermosa mujer que jamás haya conocido y que horas más tarde, con una paciencia infinita y con lágrimas en los ojos, le acompañaría al médico. El diagnóstico fue tan simple como doloroso: Alzheimer.

Por cierto, seguramente le interesará saber a quienes corresponden las caras que aparecen en la foto adjunta a esta carta. A grandes rasgos son sus hijos, su mujer, sus hermanos y sus mejores amigos. Los nombres de todos están escritos en el reverso de la instantánea. Si recibe su visita, trátelos bien, seguramente ellos sufran tanto o más que usted.

Atentamente, Don José Gutiérrez, es decir, usted mismo.


Cuando vio caer la primera lágrima sobre la carta, supo a qué correspondían las manchas que adornaban el papel. Sólo entonces reconoció la letra, su letra, y recordó que, además, no era la primera vez que había leído aquellas líneas.

10 oyentes en el micrófono abierto:

erMoya 20 de marzo de 2009, 0:10  

Nota del autor: Nunca dejéis para mañana lo que podáis hacer hoy.

Esta pequeña historia empecé a escribirla hace unos meses, sin embargo, lo concluí hoy. Y creo que el resultado no es ni la mitad de lo bueno que habría sido si la hubiese acabado en su momento. En fin...

Por cierto, la letra de la canción, al menos en mi forma de ver, se podría ajustar tanto tantísimo a mi historia que aun no tratando el mismo tema no he podido resistirme a ponerla.

Osica 20 de marzo de 2009, 2:36  

Es precioso... y por lo que a mí respecta, ha quedado genial tal y como está.
No sé si te lo tomarás a mal, pero lo de la carta me ha recordado a la película "50 primeras citas" que, sí, es una comedia romántica de las que hay miles, pero dentro de ella, la historia de la chica era tan triste... y el cómo a pesar de todo, él se queda con ella...

En serio, me ha gustado mucho, y casi se me escapa la lagrimilla leyéndolo :_

Kwak 20 de marzo de 2009, 14:01  

Jo. Me has dejado sin palabras.

José GDF 21 de marzo de 2009, 10:35  

Como dice Osica, el argumento ya está explotado, pero me ha gustado el enfoque que le has dado... Lo he leído sin despegar la mirada del monitor, y eso no lo consigue cualquiera.

En cuanto al temazo de Iron Maiden que has elegido para ambientar el relato, no podía haber sido mejor elección. No estoy de acuerdo contigo en que la letra no se ajusta del todo al relato. Como no sé inglés, he estado ojeando una traducción por ahí, y parece hasta que te has inspirado en ella, lo que quiere decir que es la mejor que has podido escoger para la ocasión.

Tienes buena madera de escritor... ¡Explótala!

Yahuan 21 de marzo de 2009, 10:43  

Está muy bien. Supongo que debe de ser duro, para los familiares sí, mucho, pero para quien lo padece en sus carnes progresivamente es inimaginable-

Rebeca 23 de marzo de 2009, 13:11  

La próxima vez consulta a una estudiante de 5º de medicina mejor xD

Pero bueno, salvo ese pequeño detalle, todo lo demás....simplemente impecable.
Aunque al empezar a leer pensé que era la continuación de tu otra historia.

De todas formas yo leo todo lo que escribas asi que da igual :P

Nanny Ogg 23 de marzo de 2009, 18:27  

No sé cómo habría quedado de haberla acabado en su momento, pero tal como está yo creo que es hermosa a la vez que triste. Me ha encantado y me ha emocionado. No se le puede pedir más a un relato ¿no?

Besos

erMoya 24 de marzo de 2009, 8:02  

Osica: No me lo tomo a mal, porque no he visto la película. Pero te digo un secretito. Si que me inspiré en otra película. Concretamente en Memento.

Kwak: Gracias

José GDF: Pongo en tela de juicio lo último que dices. Intento imitar lo que leo, y creo que se nota tanto en el "estilo" como en mi uso del lenguaje. Pero eso no basta. Se necesita imaginación para escribir una buena historia y no tengo mucho de eso. Escribo relatos cortos, precísamente, porque mi cabeza no da para más. Mis dos intentos de escribir algo largo, uno lleva estancado más de año y medio (si algún día lo acabo fijo que será mi obra maestra), y el otro se quedó aquí, y aunque se que algún día lo continuaré, no se ni cuando ni como. :S

Yahuan: Mmm... verás Yahuan, te voy a contar un secretito. Sólo hay una cosa que tema más que a la muerte. Su nombre está en el relato...

Rebe: Vaaale, la proxima vez me documentaré mejor.

Nanny Ogg: Te lo dije en su momento y te lo repito, cualquier halago de tu parte es lo más que puedo pedir. Muchas gracias.

Gracias a todos. Besos y abrazos!

fire 30 de marzo de 2009, 2:04  

no me preguntes porque...pero siento especial sensibilidad con los ancianos y lso animales...(mucho mas que con los niños, mujeres, etc)....
no sé cual sera la razon de mi subconsciente que me hace sentir asi...pero asi son las cosas...
creoq ue cuidar de mi abuelo durante 18 años en casa....tiene mucho que ver....
gracias por tocar este tema...se necesita mucha concienciacion


abrazossss

petitsweet 17 de abril de 2009, 17:54  

Es genial, de verdad, te felicito.
Da pánico envejecer.

Voy a seguir paseando por tu blog..

Publicar un comentario

Por favor, identifícate. Si no estás registrado en ninguno de los soportes indicados, existe una opción para introducir tu nombre y/o url.

Borraré todos los comentarios firmados como "anónimo"

Quedan totalmente prohibidos los comentarios spam o que contengan publicidad. Dichos comentarios serán borrados sin dilación.

  ©Diseño realizado por erMoya a partir de la plantilla "Songs" creada por Dicas Blogger.