jueves, 13 de enero de 2011

Mirando al cielo

Él no medía las distancias en metros. Ni en metros, ni en otras unidades de longitud -pies, millas, cuadras…-. En verdad, mucha gente lo hace pero, generalmente, no son conscientes de ello; lo hacen por instinto, por comodidad o, a veces, por simple ignorancia. Él lo hacía por decisión, por convicción. No era una tarea cómoda, a veces incluso, ni siquiera fácil ya que un mismo trayecto, normalmente, poseía varias medidas distintas. Pero él necesitaba ver el mundo de esa otra manera, necesitaba ser consciente de pequeños detalles que la gente a veces ignora.

Para casi todo el mundo, él vivía cerca de su trabajo, a apenas unas manzanas, mientras que aquella ciudad quedaba lejos, a varias decenas de kilómetros. Pero ellos ignoraban el detalle: el tiempo que le separaba, a pie, de su trabajo era el mismo que le separaba, en coche, de su amada.


Huecco "Mirando al cielo"

3 oyentes en el micrófono abierto:

carlos63 16 de enero de 2011, 19:23  

Buena entrada. En los detalles y en ver la vida a tu manera ayuda a ser feliz y libre, bueno exagero, pero si permite intentarlo.

Saludos.

Morgana 19 de enero de 2011, 19:50  

yo creo que en esos pequeños detalles y coincidencias de nuestro día a día es donde están las cosas que nos hacen únicos y que me parecen bonitas de la vida.

marga 17 de abril de 2012, 23:26  

Me encanta Huecco.
Buen blog, saludos.

Publicar un comentario

Por favor, identifícate. Si no estás registrado en ninguno de los soportes indicados, existe una opción para introducir tu nombre y/o url.

Borraré todos los comentarios firmados como "anónimo"

Quedan totalmente prohibidos los comentarios spam o que contengan publicidad. Dichos comentarios serán borrados sin dilación.

  ©Diseño realizado por erMoya a partir de la plantilla "Songs" creada por Dicas Blogger.